03 sep. 2015

Presentado el Informe CONIUN de valoración de la actividad innovadora y realidad empresarial

La Corporación Tecnológica CONIUN, de la cual forma parte CETEM, ha presentado esta mañana en la sede de la Confederación Regional de Empresarios de Murcia (CROEM) este informe.

La Corporación Tecnológica CONIUN, de la cual forma parte CETEM, ha presentado esta mañana en la sede de la Confederación Regional de Empresarios de Murcia (CROEM) este informe, que afirma que es necesaria una desburocratización de la administración en las ayudas a la innovación disminuyendo los tiempos de tramitación y coordinando más las diferentes áreas de la administración. Se requiere un énfasis especial en los incentivos a la contratación de perfiles técnicos relacionados con la innovación y la tecnología y se reclama mayor protagonismo de los Centros Tecnológicos como nexos de unión entre administración, universidad y empresas.

En la presentación se ha contado con la presencia de Juan Carlos Muñoz, presidente del Centro Tecnológico del Mueble y la Madera; José García, presidente del Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y la Alimentación; José Marín, presidente del Centro Tecnológico del Mármol, Piedra y Materiales; José María Albarracín, presidente de CROEM, y Juan Hernández, Consejero de Desarrollo Económico, Turismo y Empleo de la Región de Murcia.

CONIUN es una corporación tecnológica privada e independiente integrada por el Centro Tecnológico Nacional de la Conserva y la Alimentación (CTNC), el Centro Tecnológico del Mueble y la Madera (CETEM) y el Centro Tecnológico del Mármol, Piedra y Materiales.

Este informe CONIUN de valoración de la actividad innovadora y realidad empresarial es fruto de la reflexión y valoración de los principales elementos y aspectos que afectan al desarrollo empresarial en la Región de Murcia y sus contenidos han sido elaborados por el Grupo de Análisis Empresarial de la corporación tecnológica CONIUN, compuesto por los principales responsables de los Centros Tecnológicos mencionados y los representantes de sus asociaciones empresariales, contando con la asistencia de analistas expertos de reconocido prestigio. 

El documento se estructura en una serie de apartados principales relativos a las previsiones y cuestiones económicas más sustantivas, los Centros Tecnológicos, la innovación, el esfuerzo de las empresas en I+D+i, la actuación de las Administraciones Públicas, la salud financiera y liquidez de las empresas, así como las infraestructuras. 

En cuanto a las previsiones y cuestiones económicas se concluye que el escenario actual es el adecuado para impulsar la actividad empresarial apostando por la innovación, la internacionalización y el tamaño empresarial, generando tejido industrial competitivo.

En lo referente a los Centros Tecnológicos, se considera que hay que ponerlos en valor como instancias intermedias entre las empresas y la administración. Se propone a la CARM que utilice la catalogación de Centro Tecnológico para aquellas asociaciones empresariales utilizando los criterios de la administración general del estado. Es necesaria una financiación plurianual de los mismos para establecer estrategias sostenibles a medio plazo y se estima muy conveniente una colaboración más estrecha con las universidades y entre los centros tecnológicos entre sí.

Se insta a los poderes públicos a una simplificación de los trámites para obtener incentivos a la innovación, así como la difusión de casos empresariales de éxitos en este ámbito que sirvan de ejemplo para otras empresas. Se requiere un impulso a los incentivos a la contratación de perfiles técnicos relacionados con la innovación y la tecnología y se defiende la eficiencia del tándem administración-centros tecnológicos para el diseño de políticas eficientes de impulso a la innovación empresarial.
En el ámbito puramente privado, se requiere más esfuerzos por parte de las empresas en el impuso a la innovación en los procesos de fabricación (industria 4.0), el establecimiento de nuevos canales de distribución fortaleciendo los ya existentes y la búsqueda de alianzas en el ámbito de la internacionalización a través de la cooperación en el seno de asociaciones empresariales y/o clusters.

Por otra parte, las administraciones deberían de implementar medidas de apoyo a las empresas basadas en la disminución de la burocracia, una mayor coordinación entre áreas de la administración, reducción del tiempo de tramitación y el establecimiento de un mayor y mejor asesoramiento a las empresas con  una clara misión facilitadora. Además, debieran de implementarse programas de apoyo específicos a las empresas de carácter industrial, las cuales presentan una realidad muy específica y diferenciada de otro tipo de empresas y se valora muy positivamente la creación de la UNAI (Unidad de Aceleración de Inversiones) en el INFO y de la Dirección General de simplificación de la actividad empresarial y economía digital.

En cuanto a las infraestructuras necesarias se considera que la finalización de la red de autovías y las infraestructuras ferroviarias son estratégicas para el desarrollo de las empresas que mueven mercancías. Se enfatiza en la prioridad que debe suponer la variante de Camarillas y la llegada del AVE por la mejora que puede acarrear en el transporte ferroviario con la reducción de tiempos en las comunicaciones con Madrid. En comunicación por carretera debe ser prioritario la terminación de la autovía del Altiplano hasta Fuente la Higuera y  es necesario impulsar la conexión de esta autovía hacia el corredor Noroeste. En cuanto al puerto de Gorguel, se estima muy oportuno la aceleración de las actuaciones para el pronto inicio de las obras.