13 may. 2019

Perspectiva del mercado mundial del mueble

El informe «World Furniture Outlook 2019» contiene información analítica de la industria del mueble y previsiones sobre el crecimiento de la demanda de muebles en 2019-2020 en 100 países de los cuales: 40 son países europeos, 21 son países de Asia-Pacífico, 21 de Oriente Medio y África, 3 de América del norte y 15 de América Central y Sudamérica.

0
muebleweb
1

Los informes del CSIL: «World Furniture Outlook 2019» y «Forecast Report in the Furiture Sector in Italy, 2019-2021» en su edición 2018 se presentaron públicamente el 5 de diciembre de 2018 durante el taller «Scenario and Forecast for the Furniture Sector in 2019-2021» del CSIL que se celebró en Milán y en el que participó un público cualificado en representación del mundo de la empresa, asociaciones comerciales, instituciones, ferias de comercio y prensa.

El formato renovado del taller de este año incluyó tiempo para el debate en un turno de preguntas y respuestas con los participantes invitados, en el que se trató de profundizar en los temas que surgieron durante el encuentro y analizar otros aspectos relacionados con la situación actual del mercado y sus previsiones.

Los ponentes del taller  fueron: Alessandra Tracogna, socio principal de CSIL; Sara Colautti, socio principal de CSIL y Stefania Tomasini, especialista principal de Prometeia. Las palabras de bienvenida corrieron a cargo de Paola Govoni, socio principal de CSIL y persona de contacto para las relaciones exteriores y con la prensa.

Los patrocinadores que financiaron la realización de este evento del CSIL en 2018 son: Biesse Group, Ilva, Presso, SCM Group, Acimall, Catas y Federmobili.

Presentación de los informes CSIL

El informe «World Furniture Outlook 2019» contiene información analítica de la industria del mueble y previsiones sobre el crecimiento de la demanda de muebles en 2019-2020 en 100 países de los cuales: 40 son países europeos, 21 son países de Asia-Pacífico, 21 de Oriente Medio y África, 3 de América del norte y 15 de América Central y Sudamérica.

El informe «Forecast Report on the Furniture Sector in Italy in 2019-2021» proporciona una visión detallada y actualizada de las perspectivas de la industria y el mercado del mueble italiano. El estudio incluye un análisis de la industria del mueble como un todo, así como de cada uno de los segmentos que conforman el mobiliario tapizado, de cocina, del hogar y de oficinas con datos preliminares para 2018 y previsiones para la producción, exportación, consumo nacional e importación para 2021.

Prometeia y el Fondo Monetario Internacional han elaborado los supuestos macroeconómicos que usan los informes CSIL como contexto.

El mercado mundial del mueble

En 2018 el mercado económico global se ha caracterizado por un nuevo crecimiento en línea con el del año anterior. Después del máximo alcanzado en 2017, Europa ha mostrado un nuevo crecimiento en 2018, aunque con un descenso progresivo que se prolongará en 2019.

En Europa se espera que continúen en los próximos años las inseguridades relacionadas con las dificultades del Brexit, el descenso general de la economía y las dudas sobre las elecciones económicas en Italia.

En China, las políticas de apoyo a la demanda nacional no parecen tener la suficiente fuerza para contrarrestar este descenso económico, en parte también por los efectos de los aranceles estadounidenses. La economía de los Estados Unidos se sigue manteniendo estable, pero ya han empezado a aparecer algunos signos de debilidad provenientes de la inversión privada y se espera que un incremento en los tipos de interés y una mayor presión inflacionaria reduzca el poder adquisitivo de los hogares generando un menor crecimiento del PIB en los próximos dos años.

El panorama para 2019

En 2019 (así como en los próximos años) el descenso en el crecimiento será generalizado y afectará a las principales economías desde Estados Unidos a China y los países de la Unión Europea. En el horizonte del pronóstico, después de una leve apreciación en 2019 frente al euro, el dólar estadounidense se volverá a devaluar en los años siguientes.

El consumo mundial de muebles valorado con los precios de producción (excluyendo el margen de beneficio para los distribuidores) es de unos 460 mil millones de dólares estadounidenses y experimentó una subida en 2018.

Alrededor del 30% del consumo está representado por el mueble importado. Los principales países importadores de muebles son los Estados Unidos, Alemania, Francia y el Reino Unido.

En el lado de la exportación, los actores principales son: China, Alemania, Polonia, Italia y Vietnam (dos países fabricantes asiáticos y tres europeos). Las ventas en los mercados extranjeros de esos países siguen creciendo en 2018; Polonia y Vietnam han registrado las tasas de crecimiento más altas.

El comercio mundial de muebles ascendió a un total de 96 mil millones de dólares estadounidenses en 2009 y creció en los siguientes años hasta los 138 mil millones en 2014, después se redujo un 4% en 2015 (principalmente a consecuencia de la devaluación de las divisas de las principales economías relacionadas con el dólar estadounidense), y se mantuvo estable en 2016. En 2017 creció un 6% y se espera que cierre el 2018 con un aumento del 4%.

En 2019, el CSIL espera un aumento del consumo mundial de muebles de alrededor del 3,2% en términos reales. Se espera que Asia-Pacífico sea el área con el mayor crecimiento sostenible.

Los pronósticos para 2019 sobre el comercio internacional de muebles hablan de un crecimiento del 4% en términos del dólar actual. Sin embargo, para el sector del mueble, aún quedan algunos riesgos de pérdidas ligados al contexto macroeconómico de los operadores principales.

El sector del mueble en Italia

En Italia, el descenso del crecimiento económico es evidente: la tasa de crecimiento del PIB en 2018 se ha reducido en un 1% en términos reales (en 2017 + 1,6%) y no se esperan mejoras en los próximos años. Desde la producción manufacturera nos llegan señales negativas relativas a la incertidumbre sobre el panorama de la economía italiana a medio plazo, que supone un impacto en el consumo el hogar y la inversión en empresa. Se espera que el consumo nacional de las familias aumente solo la humilde cifra de un 1% de media en el plazo previsto, mientras llega un impulso potente procedente de la demanda extranjera.

Durante 2018, el mercado interno siguió creciendo, a pesar de que lo hizo en tasas de crecimiento muy moderadas, con un cierre anual de + 0,8% en términos reales y una inflación baja del sector. Los principales determinantes de la demanda mostraban una tendencia positiva y, combinados con la presencia del «bonus para mobiliario», han fomentado que se mantenga el consumo nacional, aunque las incertidumbres derivadas de las previsiones para el futuro han limitado la cantidad de compras de muebles hoy en día.

Como suele ocurrir en tiempos de incertidumbre, los consumidores deciden retrasar ciertas compras y los emprendedores prefieren esperar antes de hacer una inversión sustancial.

En los mercados extranjeros, las ventas muestran un incremento del crecimiento más dinámico del 2% movido por la creciente demanda extranjera con el tipo de cambio dólar / euro al 1,18. Se han registrado ventas en mercados no europeos ligeramente superiores a aquellas en mercado europeos, debido especialmente al continuo y buen funcionamiento de los mercados estadounidense y chino.

La caída de ventas en el mercado ruso parece haberse detenido y la demanda de los países de Oriente Medio está mejorando. Se estima que la producción del sector cerrará este año con un aumento del 1% en términos reales.

El año 2019 seguirá siendo uno de incertidumbres en el que un posible aumento de la demanda con un crecimiento continuo apoyará de nuevo las exportaciones italianas, mientras el mercado nacional se mantiene débil.

La Ley de Estabilidad (Stability Law) de 2019 ha ratificado el «bonus para mobiliario», que genera ventajas fiscales para la compra de mobiliario vinculado a restauraciones de edificios, junto con un impulso positivo que vendrá de la construcción de nuevas viviendas. Sin embargo, en el estado actual podemos asumir que las medidas expansivas del Acuerdo italiano no podrán conseguir un crecimiento mayor del de 2018 que estará alrededor del 0,5%.

En los mercados extranjeros, la prevista devaluación del euro frente al dólar en 2019 generará demanda por parte de los países fuera de la Unión Europea, mientras que la demanda interna de países al mercado europeo será menos dinámica. Se espera que las exportaciones crezcan un 1,6% en precios constantes en 2019.

Dado el incremento contenido tanto en la demanda nacional como extranjera, el valor de la producción en términos reales aumentará de nuevo solo un 1%. En el próximo bienio la mejora de la situación internacional y la mayor claridad en la situación nacional estará acompañada de un crecimiento mayor en las exportaciones de muebles italianos (+ 3 de media) y de una demanda nacional limitada aunque mejorada (+ 1%) que generará un crecimiento productivo de un 2%.

Si desea obtener información sobre los informes del CSIL «World Furniture Outlook 2019» y «Forecast Report on the Furniture Sector in Italy, 2019-2021» y sus condiciones de compra, puede escribir a:csil@csilmilano.com.

En julio de 2019 se actualizarán los pronósticos para los 100 países y estarán disponibles en una nueva edición del informe «World Furniture Outlook» y en una nota específica dedicada a Italia. También puede encontrar más información sobre el contenido de estos informes y sobre las publicaciones del CSIL, sus investigaciones y actividades de asesoramiento en la página web:

www.csilmilano.com,

www.worldfurnitureonline.com