21 sep. 2020

El sector del hábitat se enfoca en las personas mayores de la mano de CETEM

Una de las principales líneas estratégicas del Centro Tecnológico del Mueble, puesta en marcha hace más de 10 años dentro del Área de Electrónica y Domótica, se centra en el diseño y desarrollo de soluciones para un envejecimiento activo y saludable en el hogar, el entorno laboral y en la sociedad en general.

0
Murcia-skype-1024x549
1

 

El 14 de octubre de 1990, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el día 1 de octubre como el Día Internacional de las Personas Mayores, una oportunidad para poner de relieve la importante contribución de nuestros mayores a la sociedad y para concienciar sobre los problemas y los retos que plantea el envejecimiento de la sociedad en el mundo actual.

Bajo esta premisa, hace más de 10 año CETEM puso en marcha una de sus líneas estratégicas más importantes lo que le ha llevado a presidir la Acción Sheld-on (Smart Habitat for the Elderly) que, financiada por el programa europeo COST (Cooperation in Science and Technology), reúne a más de 150 expertos de altísimo nivel de más de 40 países que trabajan en soluciones para un envejecimiento activo y saludable en distintos ámbitos: mobiliario, hábitat, tecnologías de la información y comunicación, y salud.

Por otra parte, CETEM coordina las actividades que se están desarrollando en la experiencia piloto que bajo el proyecto PHARAON (Pilots for Healthy and Active Ageing), se plantea implementar en la Región de Murcia. Este proyecto, financiado bajo el programa europeo de investigación e innovación Horizonte 2020 tiene como objetivo implementar seis pilotos a gran escala en España, Portugal, Italia, Holanda y Eslovenia donde se probarán y validarán plataformas tecnológicas abiertas que integren servicios avanzados y soluciones digitales en el ámbito de Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, robótica, computación en la nube y Big Data, y que permitirán que la población más envejecida pueda vivir de manera más activa, saludable, e independiente en sus propias casas. En la Región de Murcia se implementará uno de los dos pilotos planificados en España, y tendrá como objetivo establecer las bases de una plataforma virtual de teleasistencia enfocada a mayores de 65 años que sufren, especialmente,  de insuficiencia cardíaca.

Las entidades involucradas en el Piloto Murciano junto con CETEM son el Servicio Murciano de Salud, la Universidad Politécnica de Cartagena, la comercializadora de electricidad MIWenergía y la multinacional española Indra que, desde el inicio del proyecto, han estado trabajando en la definición de los requisitos tanto de los usuarios como del propio piloto. El proyecto contará con la participación de 2500 pacientes que serán seleccionados por un total de 350 profesionales de la sanidad (médicos especialistas, en su mayoría). En la experiencia piloto de  Murcia, se contará con la participación de 50 profesionales pertenecientes al Servicio Murciano de Salud que seleccionarán a 500 pacientes/usuarios con problemas de ámbito cardiovascular que serán los encargados de testar las soluciones tecnológicas que se vayan generando durante la ejecución del proyecto.

Además, como consecuencia del estado de alarma declarado durante el mes de marzo, los eventos planificados para recopilar las experiencias y necesidades de personas mayores, familiares, cuidadores y profesionales sanitarios fueron reemplazados por eventos virtuales donde los distintos colectivos estuvieron representados por una selección de los más de 250 participantes de una encuesta online y abierta realizada durante el mes de mayo. Dichos eventos comprendieron la celebración de un taller virtual donde se crearon seis grupos de trabajo con representantes de los distintos colectivos. Los cuarenta miembros de cada grupo de trabajo fueron celebrando videoconferencias durante el mes de mayo, lo que dio como resultado un listado de requisitos en los que se centrará la solución PHARAON para el piloto de Murcia.

El proyecto Pharaon comprende 41 socios de 14 países distintos con un presupuesto de más de 21 millones de euros de los que le Unión Europea aportará casi 19 millones de euros.