11 may. 2017

Project Emma, o cómo la tecnología puede cambiar la vida de una persona con Parkinson

Project Emma es un proyecto con el que Microsoft espera facilitar la vida a las personas con Parkinson, una enfermedad degenerativa producida por la muerte de neuronas de la sustancia negra productoras de dopamina, un neurotransmisor encargado del correcto control del movimiento.

Emma-Watch-cetem

El párkinson es un mal terrible que puede acabar afectando gravemente a la calidad de vida de los enfermos, sobre todo en el caso de aquellos que tienen profesiones que dependen de su habilidad, precisión y agilidad a la hora de utilizar las manos, un escenario en el que Project Emma se presenta como un apoyo tan interesante como efectivo.

Este curioso gadget de muñeca parece un simple reloj, pero en realidad es algo mucho más interesante. El nombre Project Emma viene de la enferma de párkinson que sirvió de inspiración a Haiyan Zhang, directora de innovación en Microsoft Research, para dar vida al dispositivo.

Su funcionamiento exacto es un pequeño misterio, pero de la explicación oficial que tenemos podemos sacar en claro que se trata de un gadget que cuenta una serie de motores similares a los que podemos encontrar en un smartphone.

Esos motores generan vibraciones que en teoría ayudan a distraer el cerebro del enfermo de párkinson, rompiendo el supuesto conflicto que se según Zhang se produce en la cabeza de los que sufren dicha enfermedad.

La explicación de Zhang es bastante simple. En su opinión el cerebro de los pacientes de párkinson está “en guerra” consigo mismo, ya que una parte quiere mover la mano y otra parte detenerla, una situación que acaba generando esos temblores.

Al generar esa distracción se rompe el conflicto y se reducen los temblores, una idea que como vemos funciona y que convierte a Project Emma en algo verdaderamente prometedor que podría ayudar a mucha gente.

Una vez más la tecnología vuelve a demostrar su potencial de cara a mejorar la calidad de vida de personas afectadas por enfermedades incurables, y confirma que su unión a la ciencia y a la medicina es algo imprescindible para conseguir una vida más longeva y plena.

Fuente: Muy Computer