22 jun. 2017

España se mantiene en el puesto 28 del Índice Mundial de Innovación

El documento subraya que España tiene unos índices "bastante superiores" a su nivel de desarrollo y que mantiene su puesto en el ranking con respecto al año pasado.

0
indice_mundial_innovación_cetem
1

España se sitúa en el puesto 28 del Índice Mundial de Innovación 2017 publicado hoy por dos centros de estudios y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), exactamente el mismo nivel que el año pasado.

La clasificación de la OMPI y la Universidad de Cornell de EEUU, así como de la escuela de negocios francesa INSEAD, evalúa la situación en 127 economías mediante docenas de parámetros, que van desde la presentación de solicitudes de patentes al gasto en educación y está encabezada por Suiza, Suecia, Holanda, EEUU, el Reino Unido, Dinamarca, Singapur, Finlandia, Alemania e Irlanda.

El documento subraya que España tiene unos índices "bastante superiores" a su nivel de desarrollo, dado que entre los países de altos ingresos se sitúa en el puesto 27 y entre los europeos en la posición 18.

Específicamente, España ha mejorado considerablemente en el parámetro "eficiencia", siguiendo una tendencia que comenzó hace tres años, y que lo sitúa en 2017 en el puesto 36.

Otro indicador positivo es el de la "calidad de la innovación", en el que España se sitúa en la posición 21 en el grupo de países de altos ingresos y en la 22 en la clasificación global.

Otras de las "fortalezas identificadas" son la calidad de sus universidades; los años dedicados a estudiar; el alto número de matriculaciones en educación superior; el gasto en Investigación y Desarrollo de las empresas; y la buena infraestructura, incluida buenos servicios gubernamentales en línea y desarrollo ecológico sostenible.

Por otro lado, las principales debilidades son el bajo número de solicitudes de patentes, dado que España se mantiene por debajo de la media de los países de altos ingresos; el costo de los despidos; la dificultad para establecer un negocio; y el gasto en educación.

Fuente: Expansión