11 jul. 2017

¿Cómo funciona la mente de las máquinas inteligentes?

Los sistemas de la IA se configuran utilizando grandes conjuntos de datos que les ayudan a desarrollar un "conocimiento" que después se aplica al mundo real.

0
cerebro-mente-inteligencia-artificial-cetem
1

Los investigadores de Parc, un laboratorio que está relacionado con algunos de los mayores descubrimientos de Silicon Valley, hacen frente a un desafío especialmente complicado: enseñar a las máquinas inteligentes a explicar, en términos humanos, cómo funcionan sus mentes. El proyecto, uno de los muchos que financia la Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa de EEUU (DARPA, por sus siglas en inglés), forma parte de un estudio para responder a uno de los problemas más complejos de la inteligencia artificial.

Los sistemas de aprendizaje profundo, que se integran en los últimos avances de la IA, han demostrado que pueden igualar a los humanos en el reconocimiento de imágenes o a la hora de conducir un coche. Sin embargo, ni siquiera los expertos pueden explicar con exactitud cómo alcanzan las maquinas las respuestas, lo que precisamente podría retrasar el uso de la IA en algunos sectores.

Los sistemas de la IA se configuran utilizando grandes conjuntos de datos que les ayudan a desarrollar un "conocimiento" que después se aplica al mundo real. No obstante, las situaciones inesperadas pueden revelar errores que no surgen durante la configuración. Esto fue lo que le ocurrió a un conductor que falleció el año pasado porque el software del "piloto automático" de su Tesla no identificó a un camión blanco en un día soleado.

PROYECTOS DARPA

El intento de enseñar a la IA a expresarse de una forma humana es uno de los más de 10 proyectos de investigación que DARPA ha financiado en EEUU para lograr comprender mejor la IA. Está previsto que la investigación se desarrolle hasta mediados de 2021, momento en el que esta tecnología podría incorporarse en sistemas como los barcos robóticos, a los que están sometiendo a pruebas la Marina estadounidense.

El proyecto Parc está utilizando un enfoque humano para indagar en el proceso mental de la IA. Los investigadores pretenden contratar a profesores para configurar los sistemas de IA del mismo modo que se enseña a los estudiantes humanos, comenzando con conceptos simples antes de desarrollar un conocimiento más profundo. Según Mark Stefik, responsable del proyecto, este concepto del mundo que compartirían el profesor y la máquina podría proporcionar el conocimiento general necesario para comunicarse. Stefik añade que este planteamiento para encontrar mejores formas de comunicación entre las máquinas y las personas podría resultar idóneo para "la mano de obra mixta" del futuro, cuando las personas trabajen junto a la IA.

¿MISIÓN IMPOSIBLE?

David Gunning, director de programación en DARPA, opina que, aunque se descubra una forma de que la inteligencia artificial sea más comprensible para los humanos, resultaría muy limitada para explicar los procesos más avanzados del aprendizaje profundo. De hecho, los expertos señalan que, a pesar de que los últimos proyectos de investigación más prometedores han comenzado a arrojar algo de luz sobre el funcionamiento interno del aprendizaje profundo, los humanos nunca podrán llegar a comprender por completo la IA más avanzada.

Según los investigadores, esto probablemente dé lugar a sistemas de la IA combinados en los que se apliquen varios algoritmos, en lugar de sólo uno, así como técnicas para que la IA reconozca cuándo se mueve en un terreno desconocido y tiene que dejar el control a los humanos o cuándo debe desconectarse.

"Estos sistemas no pueden estar al 100%, así se diseñaron", afirma Sebastian Scherer, experto en robótica en la Universidad Carnegie Mellon. "En cuanto estos sistemas formen parte del mundo real, tendrán que hacerse concesiones. Esto es muy complicado".

Fuente: Expansión