28 nov. 2017

España vuelve a situarse en el Top 10 del ránking mundial por número de certificaciones

España vuelve a situarse entre las diez primeras posiciones en el ranking mundial por número de certificados de calidad, medio ambiente, gestión de la energía, seguridad de la información y continuidad de negocio según los datos incluidos en el último estudio ISO Survey.

0
Approaching-and-Implementing-Quality-Management-cetem
1

Las empresas españolas figuran  en el top ten mundial de las principales certificaciones. Así lo pone de manifiesto el último estudio ISO Survey que sitúa a España entre las diez primeras posiciones en las certificaciones ISO 9001 (calidad), ISO 14001 (medio ambiente), ISO/IEC 27001 (seguridad de la información), ISO 20000-1 (servicios de tecnologías de la información), ISO 22301 (continuidad de negocio), ISO 50001 (gestión de la energía), ISO 22000 (seguridad alimentaria), ISO 39001 (seguridad vial) e ISO 28000 (seguridad en la cadena de suministro). Asimismo, este informe contabiliza en 1.644.357 el número de certificados registrados en todo el mundo en 2016, cifra que es un 8 % superior a los registrados en 2015.

Por primera vez, ISO Survey incluye  este año los datos de certificación relativos a la Norma ISO 39001 de sistemas de gestión de la seguridad vial, que alcanzan la cifra de 478 reconocimientos en 167 países. España ha emitido 49 sellos, siendo el tercer país en el mundo y el segundo en Europa por cantidad de certificados. La certificación ISO 39001 está dirigida a entidades públicas y privadas que interactúen y tengan algún impacto en el sistema vial. Además, tiene una influencia positiva en el sistema vial y fomenta un comportamiento más seguro.

También es la primera vez que este estudio muestra los datos de la certificación ISO 28000 de gestión de la seguridad en la cadena de suministro. Mejora en el seguimiento del flujo de mercancías y en el rendimiento de la cadena de suministro, cumplimiento de la legislación o ayuda para el reconocimiento de una organización como OEA (Operador Económico Autorizado), establecido en el marco de la Organización de Aduanas según el Reglamento 648/2005 son sólo alguna de las ventajas de esta certificación. La información facilitada por el ISO Survey a este respecto cifra en 356 los certificados de acuerdo con la Norma ISO 28000 en 167 países. España se sitúa séptima en el ranking mundial y tercera en el europeo en esta certificación.

España escala un puesto en calidad 

Los certificados concedidos según la Norma ISO 9001 de Sistema de Gestión de la Calidad siguen siendo los más numerosos. En 2016 experimentó un crecimiento del 6,8 % y supera el millón de certificaciones en 201 países. España escala un puesto en calidad, ya que los datos del ISO Survey la sitúan como el séptimo país del mundo y mantiene el cuarto de Europa con 34.438 reconocimientos. Este certificado acredita que la organización cumple con los requisitos que establece la Norma ISO 9001 y que ha implantado un Sistema de Gestión de la Calidad que apuesta por la mejora continua. 

Fundamentalmente son tres las ventajas que aporta esta certificación: mejora de los procesos y elimina los costes —incluidos los directamente monetarios— de la no calidad; logra una mayor implicación de los profesionales al conseguir el trabajo bien hecho y de forma sostenible; y mayor convicción en la transmisión del compromiso con la calidad a todos los públicos de una organización.

En cuanto a certificaciones ambientales, con 13.717 certificados ISO 14001 España es el quinto país del mundo y el tercero de Europa. Según los datos incluidos en el ISO Survey, ya son 346.189 los certificados de Sistemas de Gestión Ambiental de acuerdo a esta norma en 201 países. 

Este certificado reconoce a aquellas organizaciones que cumplen con los requisitos que establece la Norma ISO 14001 y que han implantado un sistema de gestión ambiental que ayuda a prevenir los impactos ambientales, utilizando los medios necesarios para evitarlos, reducirlos o controlarlos. Todo ello siempre en equilibrio con la racionalidad socioeconómica y apostando por la mejora continua. 

Asimismo, esta certificación permite transmitir compromiso de forma directa y creíble, obtener beneficios económicos por la optimización del consumo de energía, materias primas, agua y por la mejora de los procesos, y reduce riesgos legales.

Fuente: AENOR