06 may. 2020

Una solución para el revestimiento de paredes antibacteriana e higiénica para hospitales e instalaciones públicas

Sabic ha lanzado una placa opaca reciclable y libre de halógenos: Lexan Cliniwall AC6200. La placa busca ofrecer una solución sanitaria e higiénica para superficies interiores de distintas industrias en todo el mundo.

0
2216629
1

El lanzamiento se produce en un contexto en el cual se incrementa la necesidad de tomar medidas sanitarias para prevenir infecciones a nivel global. Gracias a su integración plena en toda la cadena de valor, Sabic está en condiciones de desarrollar soluciones sólidas que le permiten atender las necesidades de los clientes.

Entre las industrias y mercados a los que está dirigida esta solución se incluyen hospitales, clínicas, residencias de ancianos, centros de atención primaria, salas estériles, laboratorios, plantas farmacéuticas, cocinas industriales, almacenes e instalaciones de refrigeración, escuelas, baños, aeropuertos, paradas de autobús, estaciones de tren y centros deportivos.

"Las necesidades y demandas de los clientes siguen evolucionando: estamos ayudando a resolver algunos de los mayores desafíos a los que se enfrenta el mundo hoy en día. Hoy, más que nunca, es importante que las instalaciones públicas, industriales y sanitarias estén equipadas con productos que incluyan propiedades antibacterianas para garantizar la seguridad de su personal, de los pacientes, de los clientes y de cualquier otro visitante", dice Peter van den Bleek, director de productos de Sabic.

Cuando fue testada por un laboratorio independiente durante un período de 24 horas a 35 grados centígrados, la placa Lexan Cliniwal AC6200 con escudo antibacteriano mostró una reducción en la superficie del material superior al 99,99 % en el caso del Estafilococo Aureus Resistente a la Meticilina (SARM) y de 99,999% en el caso de la E. Coli.

"El material antibacteriano proporciona una capa de protección a los revestimientos de las paredes interiores que actúa contra la propagación y multiplicación de posibles bacterias (MRSA y E. Coli). Esto lo convierte en una opción excelente para el cuidado de pacientes y otras operaciones clínicas extremadamente sensibles a la higiene", señala Peter.

La placa también es un material opaco reciclable, libre de halógenos y resistente al fuego, que ofrece una gran resistencia al impacto y al desgaste. La placa ofrece además una excelente resistencia a las manchas, a la sangre y a la orina, así como resistencia química a los agentes de limpieza populares como el desinfectante Isopropanol (alcohol isopropílico), lo que ayuda a ahorrar considerablemente en gastos de mantenimiento.

FuenteInterempresas

Otras noticias que pueden interesarte: 

Sostenibilidad aplicada al desarrollo de soluciones para los sectores textil-hogar y moda

La organización de las carpinterías y las fábricas de muebles en la era digital