18 may. 2020

Sensores tejidos en una camisa para monitorizar signos vitales del portador

Una nueva técnica permite incorporar sensores electrónicos en tejidos elásticos, y de este modo confeccionar camisas u otras prendas que podrían utilizarse para controlar signos vitales como la temperatura, la respiración y el ritmo cardíaco.

0
5768_mit-electronic-suit-03-press
1

El avance es obra del equipo integrado, entre otros, por Canan Dagdeviren e Irmandy Wicaksono, ambos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), en Cambridge, Estados Unidos.

Las prendas con sensores, que son lavables a máquina, pueden personalizarse para que se ajusten al cuerpo de la persona que las llevará puestas. Los creadores de la nueva técnica piensan que los sensores de este tipo podrían utilizarse para vigilar el estado de personas enfermas, ya sea en casa o en el hospital, así como el de atletas y astronautas.

"Podemos tener cualquier pieza electrónica disponible en el mercado, o componentes electrónicos hechos a medida en el laboratorio, incrustados en tejidos textiles que usamos a diario, creando prendas ajustables", explica Dagdeviren. "Al ser personalizables, podemos confeccionar prendas para cualquiera que necesite recopilar datos físicos de su cuerpo como la temperatura, el ritmo de respiración y demás".

Otros grupos de investigación han desarrollado parches delgados, similares a la piel, que pueden medir la temperatura y otros signos vitales, pero son delicados y deben adherirse a la piel. Dagdeviren y sus colegas se propusieron crear prendas más parecidas a las que usamos normalmente, empleando a tal fin un tejido elástico en el que incorporar sensores electrónicos que puedan sacarse cuando se desee.

Los sensores electrónicos de estas prendas consisten en tiras largas y flexibles que se envuelven en epoxi y luego se tejen en canales estrechos en la tela. Estos canales tienen pequeñas aberturas que permiten que los sensores estén expuestos a la piel. Para este estudio, los investigadores diseñaron un prototipo de camisa con 30 sensores de temperatura y un acelerómetro que puede medir el movimiento, el ritmo cardíaco y el ritmo respiratorio del portador. La prenda puede entonces transmitir estos datos de forma inalámbrica a un smartphone (teléfono inteligente).

"Por fuera parece una camiseta normal, pero por dentro se pueden ver las partes electrónicas que están en contacto con la piel", explica Dagdeviren. "Se ciñe a tu cuerpo, y las partes activas de los sensores quedan expuestas a la piel".

Las prendas se pueden lavar con los sensores incorporados en ellas, y los sensores también se pueden quitar y transferir a una prenda diferente.

Los investigadores probaron sus prototipos de camisetas en personas que realizaban ejercicios físicos en el gimnasio. Las camisetas monitorizaron los cambios en la temperatura, el ritmo cardíaco y el ritmo respiratorio. Debido a que los sensores cubren una gran superficie del cuerpo, los investigadores pueden observar los cambios de temperatura en diferentes partes de él, y cómo esos cambios se correlacionan entre sí.

Las camisetas pueden fabricarse fácilmente en diferentes tamaños para adaptarse a una serie de edades y tipos de cuerpo. Dagdeviren, experta en ciencia de los materiales, planea comenzar a desarrollar otros tipos de prendas, como pantalones, y está trabajando en la incorporación de sensores adicionales para vigilar los niveles de oxígeno en la sangre y otros indicadores de salud. 

 

 

FuenteNoticias de la Ciencia

Otras noticias que pueden interesarte: 

Feria Hábitat impulsa una Guía Saludable para la reapertura de tiendas de muebles 

La organización de las carpinterías y las fábricas de muebles en la era digital