16 oct. 2017

Editorial

La vigilancia del entorno nos va a permitir identificar cuales son las necesidades de nuestros clientes, proporcionándonos información acerca de las novedades que están desarrollando nuestros competidores.

vigilancia_tecnologica_cetem_2017
Una vez asumida la idea de que actualmente las empresas desarrollan su actividad en un entorno de constante cambio y que es necesario adaptarse a este entorno mediante innovación en productos, procesos, marketing u organización, llega el verdadero problema: ¿cómo puedo innovar yo en mi empresa? Y sobretodo, ¿cómo hacerlo de manera rentable?. 

Lo cierto es que no existen fórmulas secretas que den respuesta a estas preguntas pero sí podemos poner sobre la mesa algunas de las herramientas que se pueden utilizar para propiciar la innovación en la PYME. Design thinking, análisis interno y externo, cooperación (open innovation), gestión del diseño, ecoinnovación, vigilancia tecnológica o creatividad son algunas de ellas. En concreto, estas dos últimas son sobre las que queremos profundizar a través de las noticias y artículos relacionados en esta newsletter. Especialmente en cuanto a vigilancia pues, de algún modo, entendemos que la vigilancia es una potente aceleradora de la creatividad en las empresas. 

A lo largo de los años han sido varias las personas que han intentado desarrollar una sistemática para conseguir desarrollar la innovación de la forma más eficiente posible. En todos estos modelos, sean más o menos lineales, aparece la vigilancia como una de las herramientas clave. Tiene sentido pues la empresa, en concepto, es una organización que trata de obtener un resultado de su relación con el entorno. Por ello, es lógico pensar que será necesario conocer y vigilarlo para disponer de la máxima información a la hora de tomar decisiones. 

Pues bien, esta herramienta que hasta hace unos años quedaba reservada a grandes empresas que disponen de recursos suficientes para contratar estudios de mercado, informes de vigilancia, análisis de datos, etc.; hoy día y con el amplio desarrollo de internet y la digitalización de la información, ha pasado a ser una herramienta accesible para todas las PYMEs del mundo, sea cual sea su tamaño. 

La vigilancia del entorno nos va a permitir identificar cuales son las necesidades de nuestros clientes, nos va a proporcionar información acerca de las novedades que están desarrollando nuestros competidores, pero sobretodo nos va a resultar muy útil para incentivar la creatividad de todas las personas de la empresa que se vean involucradas en este proceso. Y así conseguiremos generar una gran cantidad de ideas que son el primer paso en el proceso de innovación.