08 oct. 2019

Editorial

CETEM lanza una nueva edición del boletín electrónico Sweets&News centrado especialmente en el ámbito de la industria4.0 de la que tanto se está hablando hasta el punto de haberse configurado como el núcleo fundamental de la estrategia que cualquier empresa debe estar implementando ya para no quedarse fuera de mercado más pronto que tarde.

webeditorial

Particularmente, esta edición la centramos en una de las tecnologías de esa industria4.0 que, quizá, más controversia está generando. Se trata de la robótica y, particularmente, la colaborativa, que es la que ha permitido desde su aparición que personas y robots trabajen prácticamente de la mano, lo que se ha visto por muchos como un problema al entender que éstos sustituirán a aquellos, lo que provocará un fuerte incremento del paro industrial. Autores tan célebres como Albert Einstein, Keynes o el mismo presidente Roosevelt, allá por los años 30 y 40 donde ya se experimentaba el fenómeno de la automatización de procesos cayeron en el error, comprobado después, de vaticinar que el desarrollo tecnológico crearía grandes bolsas de paro cuando fue lo contrario lo que ocurrió. Pero hubo otros, como el presidente Eishenhower, que ya advirtió a los detractores tecnológicos de su error. En un discurso de los años 50 ya comentó que ese miedo a los efectos del desarrollo tecnológico en el empleo ya se venía produciendo durante más de 150 años de manera infundada pues desde la aparición de las primeras revoluciones industriales, a principios del siglo XIX, siempre se había vaticinado una pérdida importante de empleo a causa de la “llegada de las máquinas” que, luego, nunca se había cumplido. De hecho, paradójicamente y llegando ya a los tiempos actuales, son los países con más número de robots por habitante los que menos paro presentan en la actualidad, como es el caso de Alemania, EE.UU, Japón o Corea, países todos ellos donde el paro no supera prácticamente el 5%.

En la actualidad los países con más número de robots por habitantes son los que menos paro presentan, es el caso de Alemania, EE.UU, Japón o Corea, países todos ellos donde el paro no supera prácticamente el 5%.

Pero sí es cierto que, en todas las épocas, la llegada de la automatización ha conllevado la desaparición de ciertos empleos con muy bajo valor añadido a favor de otros más cualificados que se han creado nuevos. Es decir, con la evolución tecnológica se crean nuevos empleos con nuevas competencias que generan incluso más oportunidades laborales que las que existían antes. Por tanto, en este contexto, la formación de las personas se vuelve absolutamente fundamental para ganar competencia técnica y adaptarse a las nuevas necesidades que se crean y que van ligadas a la innovación tecnológica.

CETEM desarrolla una importante labor formativa, que busca beneficiar a los participantes para incrementar su conocimiento sobre nuevas tecnológicas que se incorporan al sector.

CETEM siempre ha sido consciente de esto y, por tanto, ha venido desarrollando y desarrolla una muy importante labor formativa que, junto a la evolución tecnológica de cada época, busca siempre el beneficio de los participantes, que incrementan su conocimiento en las nuevas tecnologías que se incorporan al sector y son capaces de adoptar nuevas medidas que llegan a influir de forma inequívoca en la economía y, por tanto, en la sociedad.


firma_jf_puche_cetem