03 dic. 2020

Entrevista a Juan José Ortega - Los beneficios de la Economía Circular para las empresas y la sociedad

En esta nueva edición del Tech&News charlamos con Juan José Ortega, gestor de proyectos de CETEM. Juanjo es licenciado en Ciencias Ambientales por la Universidad de Murcia y un convencido de la necesidad de apostar por la economía circular por sus numerosos beneficios para las empresas y la sociedad en general.

ECONOMÍA CIRCULAR

Comencemos por aclararnos. ¿Qué es esto de la economía circular?
Hasta ahora nuestro sistema productivo se basaba en tomar materias primas, fabricar un producto y venderlo. En ese camino se genera gran cantidad de residuos, por no hablar de cuando llega el momento de deshacernos de dicho producto. La economía circular no es más que un nuevo modelo en el que se pretende llevar al mínimo los residuos que generamos, de tal forma que a las materias primas les saquemos el máximo partido posible.

Pero me estás hablando de reciclar, y esto ya lo estamos haciendo desde hace años…
No, esto va mucho más allá. Reciclar es sólo una estrategia más para conseguir la circularidad. Hablamos de tener una visión más amplia de todo el proceso y ver las mejores formas de actuar con el fin de cerrar el ciclo de nuestros productos, minimizar la generación de residuos y el consumo de materias primas desde el mismo diseño hasta que el consumidor se quiere desprender de él. 

Vale, pero ¿Cómo vamos más allá? ¿A que otros mecanismos te refieres?
Hablamos de ecodiseño, reutilizar, reparar, reacondicionar o simbiosis industrial, que es ver si lo que me sobra a mi le puede servir a otro y viceversa. En definitiva, aquí no hay una solución única para todas las empresas, ni siquiera para empresas del mismo sector, cada una tendrá que ver cuál es el mejor método para lograr el objetivo de cerrar el ciclo de sus productos. 

Suena muy bien, pero ¿puedes aportar un par de ejemplos reales?
Por supuesto. Hay muchas empresas trabajando en esta dirección. Por ejemplo, ya hay empresas que han establecido un sistema de renting de mobiliario de oficina, de forma que el cliente paga por el servicio y no por productos, y la empresa se encarga de realizar la reparación de los mismos. ¿A quién le va a interesar más en este caso que los muebles sean duraderos y fácilmente reparables? Otro ejemplo son aquellas empresas que han adecuado los diseños de sus productos mediante materiales reciclados o mejorando su durabilidad, por ejemplo, sillas para niños que se van adaptando y “creciendo” a la vez que los niños. También existen empresas que ofrece sofás modulares, desenfundables y desmontables. ¿El objetivo? Facilitar al cliente que se los pueda llevar de un sitio a otro e ir modificándolos con el paso del tiempo. 
Por cierto, ninguno de estos ejemplos es de grandes empresas de otros países. Todos son de pequeñas empresas españolas que ya están apostando por la circularidad.

¿Y cómo animarías a las empresas a sumarse a la economía circular? ¿Qué beneficios va a traerles?
Bueno, lo primero es que las empresas entiendan que la economía circular no es un gasto extra sino una oportunidad para generar nuevos modelos de negocio, ofreciendo nuevos servicios y atrayendo a nuevos clientes. La reducción del uso de materias primas y la eficiencia energética, ya de por sí traen beneficios económicos.
Además, existe un movimiento claro hacia políticas sostenibles desde Europa y a nivel nacional como la nueva directiva de ecodiseño, que está prevista para el año que viene y que tendrá objetivos específicos para el sector del mueble. Cuando toda esta nueva regulación llegue, si estamos ya trabajando hacia la circularidad en nuestras empresas, estaremos en una clara posición de ventaja competitiva.

Bueno, y ¿por dónde empezamos? ¿Cómo deberíamos empezar dicha transición circular?
No se trata de volvernos locos y querer cambiarlo todo de un día a otro. El primer paso es analizar todos los procesos y productos de nuestra empresa para planificar dónde es posible mejorar bajo criterios de sostenibilidad. Luego, con esa visión de conjunto, definir objetivos y acciones a llevar a cabo, clasificando estas últimas según sean más o menos rápidas de implementar, su complejidad y en base a criterios de eficiencia económica. 
No lo he comentado, pero es esencial la formación y la concienciación del personal de la organización. Si queremos que los cambios funcionen, es fundamental explicar el por qué y los beneficios de dicho cambio. Toda la empresa tiene que ser parte del cambio.

Desde CETEM imagino que estáis trabajando para facilitar dar el paso a las empresas ¿Puedes contarnos algo sobre las últimas iniciativas que lleváis en marcha?

¡Por supuesto! CETEM fue pionero en el sector a la hora de introducir el ecodiseño, la certificación de la madera, sistemas de gestión ambiental… y ahora ya llevamos unos años involucrados de lleno en la transición circular a varios niveles. 
Por un lado, estamos desarrollando distintos proyectos de investigación sobre nuevos materiales, como la fabricación de tableros con residuos agrícolas (alcachofa, limón, etc.). También estamos trabajando en la integración de las nuevas tecnologías para facilitar dicha transición circular. Por ejemplo, la impresión 3D o la realidad aumentada, se han desmarcado como tecnologías muy útiles para rediseñar productos sostenibles, permitiendo ahorrar en costes y haciendo el proceso de diseño más eficiente.
Por otro lado, desde CETEM, estamos llevamos a cabo distintas iniciativas relacionadas con la formación en el ámbito de la sostenibilidad y economía circular. Destacaría los proyectos FURN360, Design4Circle, Insight, o el ALLVIEW, recientemente apoyado por la UE para crear una red de excelencia europea entorno al sector del mueble. Como resultado, y de manera gratuita para los asociados de CETEM, existen una serie de herramientas y cursos (muchos de ellos valorados como excelentes por la comisión europea), para saber cómo afrontar esta transformación circular. 

Para concluir, ¿algo más que quiera destacar?
Sí, me gustaría remarcar que no vean la economía circular como una amenaza, sino como una oportunidad. Que se formen y trabajen en este campo para estar adaptados a  los nuevos cambios y necesidades de la sociedad. Y, como siempre, que no duden en tocar a la puerta de CETEM ante cualquier duda o necesidad que se les presente.