08 ene. 2021

Entrevista a Juan Carlos Muñoz Melero - Perspectivas CETEM

En esta edición del Tech&News entrevistamos a Juan Carlos Muñoz Melero, presidente de CETEM, quien ha hecho referencia a las perspectivas del centro y a su vez ha realizado un balance de cómo ha afectado y afectará la actual crisis sanitaria al sector del mueble.

primer-plano-ejecutivos-sentados-mesa_1098-2159

El año 2020 ha resultado ser extraño para el Sector del Mueble a causa de la pandemia. ¿Cómo ha afectado al desarrollo de las actividades y a la economía de CETEM?

Como cualquier otra industria, hemos tenido que adaptarnos a esta nueva forma de entender y gestionar la actividad empresarial. Desde mediados de marzo, gran parte de la plantilla está teletrabajando para intentar minimizar al máximo los contagios. Pero lo más importante ha sido la adaptación que desde el punto de vista de la actividad desarrollada por CETEM hemos tenido que acometer. Desde el inicio de la pandemia trabajamos para estar lo más cerca posible de las empresas en todos los aspectos (incluso estuvimos coordinando la fabricación de mascarillas y material sanitario que, altruistamente, una gran cantidad de firmas comenzaron a producir) y, además, gran parte de los proyectos y actividades que realizamos los reconducimos a la nueva situación generada donde cualquier tecnología o material “antiCOVID” eran fundamentales y muy demandados.

En cuanto al aspecto económico, hemos tenido que tomar decisiones rápidas para adaptarnos a esta realidad distinta y cambiante y, aunque no hemos podido llegar a la cifra de negocio que teníamos prevista, hemos mantenido todos los empleos. El capital humano es importante en cualquier empresa pero, en el caso de CETEM, es lo esencial y, junto a las infraestructuras avanzadas, forman el verdadero valor de este Centro Tecnológico.

Hace un mes escaso que se han celebrado elecciones en CETEM y has vuelto a ser reelegido presidente de este Centro Tecnológico. ¿Qué supone seguir al frente, 4 años más, de esta institución?

La verdad es que estar nuevamente al frente de CETEM supone una responsabilidad, máxime cuando ya son tantos años perteneciendo a la Junta Directiva de esta asociación, pues fui miembro fundador formando parte de la primera Junta Directiva. 

Sinceramente, me gustaría que hubiese otras personas que tomasen el testigo pues siempre he pensado que la introducción de nuevas personas en las instituciones es un revulsivo. Pero, por otra parte, la confianza que los socios de CETEM depositan en mí para que siga ocupando la presidencia es una responsabilidad y un reconocimiento a la labor realizada. En todos estos años se ha conseguido que CETEM sea un referente en la I+D+i empresarial en el ámbito del hábitat y en otros, a nivel internacional. Y estando situados en una ciudad como Yecla que, todavía hoy, tiene serios problemas de comunicaciones, lo cual resulta un claro hándicap. Aún así, contar con un equipo de casi medio centenar de técnicos altamente cualificados a disposición del Sector del Hábitat es una auténtica suerte. Hoy por hoy, este sector no se podría entender sin el apoyo técnico de CETEM que ha sido un pilar fundamental en el crecimiento del mismo y en el desarrollo de proyectos innovadores que han mantenido a sus empresas como referentes tecnológicos y de innovación y, por tanto, con un nivel de competitividad superior al de otras muchas zonas de producción de mobiliario.

Echando la vista atrás, ¿cuáles son los principales logros conseguidos durante todos estos años de Presidente?

Durante estos 16 años el centro ha crecido en muchísimos sentidos. En cuanto a la superficie útil del mismo se ha incrementando en un 60% mediante un total de 3 ampliaciones de más o menos envergadura y hemos conseguido dotarnos de infraestructuras tecnológicas de un muy alto nivel. En cuanto a los recursos humanos se ha pasado de unas 14 personas a casi el medio centenar que configuran la plantilla actual de CETEM. Ambas aspectos en conjunto han permitido que se haya crecido en ejecución de proyectos más grandes y más complejos con socios y colaboradores de ámbito internacional, principalmente europeos, pero también de América y Asia.

En definitiva, CETEM ha crecido en instalaciones, pero mucho más en recursos humanos y, especialmente, en internacionalización convirtiéndose en un claro referente internacional en los campos en los que presenta su mayor experiencia.

Y para los próximos 4 años, ¿cuáles son los retos que se plantea como presidente de CETEM?

Actualmente las planificaciones estratégicas a 3 ó 4 años han dejado de tener sentido debido al rápido y constante cambio de las variables socioeconómicas pasándose a hablar de planificaciones adaptativas. Es decir, la evolución es adaptativa a lo que la sociedad demanda o no es evolución. Así de simple y así de complejo, a la vez. No obstante, también trabajamos para generar tecnología disruptiva capaz de generar productos, procesos o servicios que la sociedad ni siquiera imagina todavía.

Pero para seguir este camino es absolutamente imprescindible dotar de un nuevo edificio a CETEM que sea capaz de albergar nuevas capacidades que en las instalaciones actuales, tanto por espacio como por infraestructuras, son imposibles de desarrollar. Ese nuevo edificio es el principal objetivo y, una vez esté disponible, seguir creciendo tanto en tamaño como en actividad. Es el gran hito a conseguir pues estamos hablando de multiplicar casi por 3 el tamaño actual de las instalaciones de CETEM.

La pandemia ha generado un nuevo escenario mundial en cuanto a la fabricación y comercialización de cualquier producto y, también, de mobiliario que no se ha visto especialmente afectado como otros sectores productivos. En su opinión ¿cuál cree que va a ser la evolución del sector de fabricación de mobiliario en los próximos meses?

Es cierto que las ventas de mobiliario no están sufriendo el mismo nivel de descenso que el de otros productos del hogar. La pandemia ha hecho que la sociedad en general piense más en el interior de sus casas y haya decidido actualizar el mobiliario de la misma que, seguramente, tenía algo descuidado. Esto ha provocado que la situación actual de las empresas fabricantes de muebles sea, en reglas generales, buena. La pregunta es cuánto tiempo puede durar esta situación. En mi opinión considero que se va a mantener a medio plazo (mínimo durante el año 2021) pues la situación epidemiológica no está cambiando y, aunque ya hay vacunas, el proceso de inmunización estamos viendo que es lento, incluso más del que en un principio se estimaba. 

Pero los competidores vienen de cualquier lugar del mundo y hemos de trabajar para seguir ofreciendo al mercado productos muy competitivos que aporten valor más allá del simple precio. La gente se ha dado cuenta de que el mobiliario más barato no resulta ser normalmente el de más calidad, ni diseño, ni ergonomía. Ahora el cliente busca diferenciación en diseño, especialización y personalización, y respeto por el medio ambiente. Estos parámetros han de estar en el core de nuestro negocio para ganar mercado.

En el ámbito económico y empresarial no hay día que no se hable de los llamados Fondos de Recuperación y Resiliencia “Next Generation” que, provenientes de la UE, han de servir para impulsar la transformación digital y la transición ecológica del sector empresarial. ¿Qué opina de estos fondos y cómo van a ser utilizados por CETEM, en su caso?  

Se trata de una oportunidad inédita para evolucionar en aspectos tales como la sostenibilidad y la digitalización del tejido empresarial, de la Administración y, en definitiva, de la sociedad en general. El incremento de estos aspectos hará ganar en competitividad al tejido empresarial que será capaz de ofrecer más y mejores empleos a la sociedad.

Los fondos que corresponden a España son del orden de 72.000 Mill€ a fondo perdido y unos 68.000 Mill€ en préstamos. Es absolutamente fundamental utilizarlos para generar infraestructuras que coloquen a España a la vanguardia tecnológica y el respeto por el medio ambiente, aspectos claves para el futuro cercano.

Desde CETEM hemos planteado 2 proyectos muy interesantes que ya hemos presentado al gobierno regional y también lo vamos a hacer con el estatal. Ambos proyectos tienen un volumen conjunto de casi 18.000.000 € y confiamos con que se puedan llevar a cabo por lo interesante que resultarían para el sector.

No obstante, existe mucho hermetismo y desconocimiento a cerca de cómo se van a utilizar estos fondos y qué es lo que realmente van a financiar, además de la cuantía que se va a trasladar a las Comunidades Autónomas para que éstas lo gestionen directamente. Espero que pronto quede todo mucho más claro y podamos trabajar en estos proyectos conociendo con mayor detalle las características de los programas de ayuda que los financien finalmente.